Hábitos recomendables para el escritor

Imagen de http://kkeilly.com/

Todo gran objetivo a alcanzar requiere ciertos cambios en el estilo de vida. Si quieres aprobar unas oposiciones, tendrás que acostumbrarte a estudiar a diario. Si se trata de una meta deportiva, tendrás que entrenar tus habilidades con frecuencia. Y si lo que quieres es ser escritor, te tocará adquirir, también, algunos hábitos.

No es imprescindible. Seguramente, muchos escritores conocidos no tienen estos hábitos, quizá porque no los necesitan o porque enfocan su profesión de otro modo. Como casi todo lo de este blog, estos son solo consejos opcionales que pueden servir como empujoncito a nuestro objetivo.

Escribe

Aunque parezca una obviedad, hay que decirlo. Escribe a diario. Escribe aunque no estés trabajando en una novela en ese momento, simplemente por escribir. Haz de la escritura una rutina frecuente. Dedícale un rato cada día, aunque sean solo quince minutos. Si no te sientes inspirado, escribe sobre cualquier tema que se te ocurra. Aunque nunca llegues a usarlo, aunque nunca llegues a publicarlo, te servirá para “mantenerte en forma” y te acostumbrarás a que la escritura forme parte de tu día a día. Algún día podrías agradecer esa costumbre.

Lee

Parece que empiezo a ponerme pesada con la importancia de tener un hábito de lectura, pero es que es verdad. Es importante. Leer te permite acostumbrarte al “lenguaje del escritor” en todas sus variantes; te ayuda a inspirarte; contribuye a desarrollar tu imaginación y en definitiva, es sano para la mente. Por eso, la lectura también tiene que formar parte de tu rutina diaria. Te aconsejo que te sumes a la meta “Un Libro por Semana” que yo también puse en marcha en su momento durante una temporada.

Muévete

Por algún motivo, hemos visualizado la figura del escritor como una persona solitaria, reflexiva, sumida en la soledad de su cuarto frente a la máquina de escribir sin más compañía que las musas de su inspiración. La realidad es que las buenas historias están ahí fuera. No cuestiono la imparable capacidad de creación de nuestros cerebros, pero no está de más moverse un poco. La vida es la mejor inspiración. Viajar, conocer gente, probar cosas nuevas, salir de tu zona de confort, son formas de experimentar el mundo que, además de hacerte crecer como persona, harán que tus historias crezcan.

Observa

Ya que sales al mundo real y te mueves, no te pierdas detalle. Nunca se sabe cuándo puedes conocer a alguien que te inspire o cuándo puedes vivir una anécdota divertida que te servirá para un libro. Acostúmbrate a observar, siempre. No me refiero solo a los lugares nuevos que visites o a las personas que acabas de conocer. Me refiero a cualquier circunstancia, por insignificante que parezca. Observa a la gente en el metro. Observa las calles mientras paseas. Observa tu ambiente de trabajo. ¡El mundo es una mina de ideas!

Toma nota

Hace tiempo me di cuenta de algo importante en lo que seguramente profundizaré más adelante, pero no está de más comentarlo ahora. No puedes depender de la inspiración, pero tampoco puedes ignorarla. Un amigo mío que también es creador de historias (en la pantalla, no en el papel), siempre me dice que sentarse a ver pasar el tiempo mientras esperas a que llegue la inspiración es un error. Tienes que escribir, aunque de entrada sientas que no se te ocurre nada. Por muy espeso que te sientas, haz el esfuerzo. Quizá al cabo de un rato te sorprendas creando algo bueno, o quizá no se te ocurra nada y lo que escribas acabe siendo descartado. Pero escribir nunca sobra. Al consejo de mi amigo, yo le añado un pequeño matiz. No dependas de la inspiración, pero tampoco la ignores. A veces, las ideas vienen sin más, en el momento más inoportuno. Pero como no puedes dejar de vivir para esperar a que lleguen esas ideas, mi consejo es que lleves siempre algo encima para tomar nota cuando aparezcan. Lo ideal es una libreta pequeña (o un smartphone práctico) que no ocupe mucho y que puedas llevar siempre, repito, SIEMPRE contigo. Así, si la inspiración te pilla en el trabajo, en el metro, en casa de un amigo o en la calle, no se te escapará nunca. Lo que apuntes en esa libreta en el momento oportuno, podría ser el germen de algo muy grande.

Pide ayuda

Si ya te has acostumbrado a leer a diario, escribir con frecuencia, vivir la vida observando cada detalle y tomando nota de todo lo que te inspira, puede que ya tengas algo escrito. Un relato, un par de capítulos de tu novela o una pequeña reseña. No dudes en pasárselo a la gente en la que confías para que te dé su opinión. Pedir ayuda, sobre todo cuando se trata de que opinen sobre tu trabajo, no siempre es fácil. Te preocupará que no les guste o que no sean sinceros. Mi consejo es que elijas bien quiénes serán los primeros lectores de tu borrador -no es cuestión de enviar tu primer obra a todo ser viviente de tu entorno-. Elige a aquel amigo que sepas que no tiene miedo a decirte la verdad, por fea que sea. Elige gente en quien confíes, que no vaya a difundir tu obra bajo ningún concepto. Y si tienes suerte y conoces a alguien del mundillo de la literatura, elígelo, ya que entiende. Este “hábito” te llevará al siguiente paso.

Acepta las críticas

El arte es difícil. Cualquier tipo de arte. Es lo opuesto a la ciencia: no hay respuestas exactas, ni resultados claros. La belleza de un cuadro, de un libro o de una canción se mide en unidades subjetivas. Depende de mil factores, todos ellos, también subjetivos. Por eso, lo normal es que la gente piense que tu libro (o tu relato, o tu obra, sea cual sea) es mejorable, en uno u otro aspecto. Seguramente también profundizaré en este tema en otra entrada, más adelante, porque creo que es bastante importante. No puedes dejar que las críticas, por negativas que sean, te hundan. Tienes que aprender a aceptarlas y aprender de ellas; manteniendo, por supuesto, la clave de tu creación. Lo principal es que te guste a ti, no lo olvides. No escribir un buen libro a la primera no es malo. Concibe lo que estás escribiendo como un primer borrador, que se convertirá en segundo, en tercero, en cuarto borrador… a medida que tu propia capacidad de crítica y la de los que quieren ayudarte, intervengan para mejorarlo. Y de ahí, con el tiempo y con trabajo, saldrá un libro que sí valdrá su peso en oro. Y habrá merecido la pena.

Estos son los hábitos que creo que pueden ayudar al buen escritor, pero seguro que se me habrá escapado más de uno. ¿Se te ocurre alguno más? ¡Comenta!

Anuncios

4 comentarios en “Hábitos recomendables para el escritor

  1. Estoy de acuerdo con todo. La verdad es que no me había dado cuenta de lo importante que es elegir bien a quién vas a enseñarle tu borrador por primera vez. También me ha gustado eso de que hay que escribir como hábito. Sí que es cierto que yo antes solía escribir todos los días un poquito y mejoró mucho mi prosa. Ahora, entre unas cosas y otras (pereza, sobre todo) , lo he dejado aparcado. Tengo una historia empezada desde hace dos años y estoy súper atascada. Si pudieses hacer una entrada sobre escribir historias te lo agradecería mucho. Como has dicho antes: hay que pedir ayuda.
    Por cierto, me encanta tu blog!!!

    1. ¡Qué bien te entiendo! Lo de atascarse escribiendo es una faena, a mí también me pasa, y mucho. La verdad es que hace tiempo que quiero escribir sobre el bloqueo del escritor, así que puede que lo aplique pronto. Tomo nota de tu propuesta para las próximas semanas 😉 ¡Me viene genial, así me has dado alguna idea para escribir! Ante todo, tú no lo dejes, que la pereza puede ganar pequeñas batallas, ¡pero no la guerra!

      Muchísimas gracias por tu sugerencia y por tu comentario, espero seguir viéndote por aquí.
      Y sobre todo, ¡sigue escribiendo! 🙂

  2. Pingback: Todo comienza con una idea – ESCRITORA DE BOLSILLO

  3. Pingback: Por qué leer mucho te convertirá en mejor escritor – ESCRITORA DE BOLSILLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s