Las 10 reglas de Ed Stafford, para escritores

32575_110-1080x675
Los programas de supervivencia están de moda, y para los que no le conozcáis, Ed Stafford es uno de los nombres más sonados en ese ámbito. Hace algunas semanas vi cómo Stafford, en uno de esos programas, daba algunas pautas básicas para sobrevivir, sin medios ni ayuda, en un terreno salvaje y desconocido. Supongo que os estaréis preguntando qué tiene eso que ver con este blog, ya que de entrada, de las técnicas de supervivencia a las técnicas de escritura hay un rato muy largo, ¿no?
Pues quizá no. A la hora de la verdad, todo se puede extrapolar. Si las reglas están bien hechas, sirven para todos los terrenos. Y mientras escuchaba los consejos de este explorador, me di cuenta de que eran reglas tan básicas y efectivas que podían aplicarse en cualquier ámbito. Y por supuesto, en el de la escritura.

Así que he decidido aprovechar la sabiduría del explorador para seguir explorando el terreno de la escritura, que también es salvaje y desconocido para mí (un poquito menos cada día, pero lo es).

1. Elabora un plan

Stafford comienza diciendo que si te encuentras perdido en una isla, en mitad de la jungla o en cualquier territorio salvaje, el primer paso es mantener la calma y planificar. Ante todo, no actuar precipitadamente ni dejarse llevar por el pánico. Diferenciar las prioridades más inmediatas (agua, fuego, refugio) y pensar en cómo vas a llevarlas a cabo. Este consejo se puede aplicar en muchos ámbitos.

A la hora de ponerte a escribir, por supuesto que necesitas elaborar un plan. En fin, ponerte a escribir sin pautas tampoco está mal para dejarte llevar y desfogar tu creatividad (y, al contrario que en el terreno de la supervivencia, no te juegas la vida por hacerlo), pero si lo que quieres es crear una novela o un relato en condiciones, necesitas un plan. Por un lado, necesitas planificar cómo va a ser tu historia, qué camino seguirá la trama, cómo serán los personajes, cuál será su final, etc. Y por otro lado, tienes que planificar tu trabajo: por dónde vas a empezar, cuánto esperas tardar, cómo te vas a organizar. La actividad anárquica y espontánea también tiene su encanto, pero yo soy de las que defiende que el trabajo bien hecho empieza con un plan bien hecho.

2. Actúa como un local

Con esto, Ed Stafford se refiere a que aprendas a adaptarte a la vida que te rodea, haciendo un esfuerzo por desconectar de las comodidades de tu vida habitual y consiguiendo, así, pensar como alguien que vive habitualmente en ese nuevo terreno. Añadía también la idea de aprender de aquellos que sí viven allí desde siempre, adaptándote a sus costumbres si tienes oportunidad.

Yo convertiría “Actúa como un local” en “Piensa como un escritor”. Vale, quizá no seas escritor profesional. Yo tampoco lo soy. Pero tienes que hacer un esfuerzo por pensar como si fueras uno. Es un cambio de actitud que puede abrirte muchas posibilidades, porque los que dicen que la actitud lo es todo, tienen mucha razón. Si crees que tienes la capacidad, estás cada vez más cerca de tenerla. Y siguiendo el ejemplo de Stafford, tampoco tengas miedo de pedir ayuda y aprender de aquellos que tienen experiencia.

3. Nunca bajes la guardia

No hace falta que explique por qué esto es importante cuando se trata de supervivencia, es bastante básico. En el ámbito de la escritura, mantener la guardia alta también es un buen consejo. En todas las artes hay que prestar atención y echarle fuerza de voluntad, porque no es como ir a la oficina cada mañana a cumplir con tu horario y trabajar bajo las órdenes y el control de un jefe. Cuando escribes, al igual que cuando pintas o cuando compones, tú decides el dónde y el cuándo. Aunque sea tu pasión, es fácil relajarse más de la cuenta y tomárselo con demasiada calma, o acabar reduciéndolo a una afición ocasional que no te proporciona avances. Tienes que mantener la guardia para obligarte a ti mismo a seguir trabajando en ello. Y en otro sentido, pero igual de importante, tienes que mantener la guardia para seguir aprendiendo. Todo se puede mejorar, y hagas lo que hagas, siempre puedes estar un poquito más arriba.

4. Aprende de tus errores

Consejo para la supervivencia, para la escritura, para todos los trabajos y para la vida misma. Todos nos equivocamos. Seguir empleando una estrategia que solo te da fracasos puede traerte muchos quebraderos de cabeza. Hace poco leí una frase en referencia a eso que me gustó mucho: “Si el plan no funciona, cambia el plan, pero no cambies la meta”. ¡Cambia el plan!

Aunque parezca muy simple, a menudo nos cuesta ser conscientes de que nos hemos equivocado. Tendemos a echar la culpa de nuestros fracasos a factores externos que a la hora de la verdad, poco o nada tienen que ver con nuestra meta. El primer paso es ver tu fallo, y el siguiente paso, enmendarlo y probar con otro método. A la hora de escribir, fíjate bien en lo que haces, en lo que se te da mejor y en lo que se te da peor. No tengas miedo de mostrar tu trabajo y de recibir críticas por el mismo, porque te permitirán mejorar.

5. Utiliza tu entorno

Para Ed Stafford, utilizar el entorno es valerte de los recursos que te proporciona la naturaleza. Para el escritor, utilizar tu entorno es valerte de la inspiración que te proporciona la vida misma. Utiliza las personas que conoces, utiliza las ciudades que has visitado o las que desearías visitar. Utiliza las historias que te apasionan y las personalidades que te enamoran. Utiliza el día a día. Y cuando escribas, no te olvides de utilizar también la imaginación, claro está.

6. Tómate descansos

Otro consejo como el número 4, básico para todos los aspectos de la vida. No te fuerces más de la cuenta, porque aunque creas que puedes con más, acaba siendo contraproducente. No estoy diciendo que no escribas. Escribe cuanto quieras, si es lo que te gusta. Cuando algo te apasiona, no constituye un trabajo o un esfuerzo, sino un descanso en sí mismo. Pero una vez más, todo es distinto cuando se trata de construir una novela o un relato que esperas publicar. En esos proyectos, te tocará ser más exigente y auto-crítico contigo mismo, y eso puede llegar a ser agotador. Descansa escribiendo, si quieres, pero escribe sobre otra cosa. O descansa leyendo, que no cansa y te permite seguir aprendiendo. Descansa como te apetezca, pero descansa. El tiempo de descanso bien distribuido, equivale a tiempo de trabajo bien aprovechado. 

7. Amplía tus horizontes

Stafford dice que primero tienes que adaptarte a la zona en la que te encuentras, obedeciendo primero a las necesidades más primarias. Después, podrás plantearte objetivos más exigentes, y finalmente, podrás ampliar el terreno que conoces. Cuando escribes, amplia también tus horizontes y tus ambiciones. Es un objetivo más que recomendable el de comenzar por una meta pequeña y asequible, con la que puedas aprender poco a poco y ser perfeccionista. Pero no puedes quedarte estancado en lo que conoces y dominas. Amplia tus horizontes en todos los sentidos. Sé más exigente contigo mismo, proponte objetivos cada vez más altos y ve mejorando poco a poco. Amplia tus horizontes, no solo respecto a la dificultad, sino también respecto al estilo. Prueba con géneros que no conozcas tanto, con temáticas diferentes. Puedes llevarte más de una sorpresa, y además, seguirás aprendiendo a todos los niveles.

8. No trabajes duro, sino con inteligencia

Esta regla me parece brillante. Es una de esas cosas de las que no te das cuenta al principio, pero cuando te das cuenta, te preguntas cómo has estado tanto tiempo ignorándolo. Tendemos a pensar que la opción segura es desvivirnos en un proyecto, esforzarnos al máximo, porque el trabajo duro da sus frutos, todo el mundo lo sabe. Establecemos una relación de factores en nuestra mente: a más horas trabajadas, mejores resultados obtenidos. Y en realidad, no siempre es así. Vale la pena pararse a pensar en cuál es la forma más eficiente de hacer algo, en lugar de proceder a echarle horas sin más. Y esto es así con todo en la vida. Tenemos que aprender a explotar más nuestra inteligencia y nuestro ingenio, por encima de nuestra capacidad de esfuerzo físico. Así, dos horas de trabajo inteligente pueden ser tan productivas como cuatro horas de trabajo duro.

Para aplicarlo de forma más concreta a la escritura, el consejo sería que no te tires a escribir de cabeza con el objetivo de pasarte las próximas seis horas frente a la pantalla y sacar un buen taco de páginas. Planifica tu estrategia, piensa en cuál es la forma más ordenada y eficiente de generar tu historia, y ponte a trabajar en ello cuando lo tengas claro.

9. Siéntete como en casa

Lo que Ed Stafford quiere decir con esto es que aprendas a disfrutar de las pequeñas comodidades, incluso cuando estás en un lugar salvaje y desconocido para ti. Conviértelo en tu hogar. Este consejo ya no sirve solo para lograr tus objetivos con mayor eficacia, sino también para disfrutar de la experiencia. Y por supuesto, en la escritura también debes disfrutar de la experiencia y convertirlo en algo cercano y familiar. Que no sea solo un trabajo o un objetivo por lograr, sino también un camino del que disfrutar. Haz que forme parte de tu día a día y que pueda concederte pequeñas alegrías.

10. Ten la actitud adecuada

Sé que esta expresión suena bastante imprecisa, porque ¿qué es la actitud adecuada?

Para Stafford, se trata de la capacidad para ser agradecido con lo que la naturaleza le ofrece, apreciando cada oportunidad, cada logro y cada detalle. En el programa reflexionaba sobre lo importante que es aprender a usar la naturaleza en su favor en lugar de luchar contra ella, y de cómo había descubierto que los mejores resultados se obtenían del respeto y el agradecimiento. Una vez más, se trata de una actitud que se puede aplicar en cada paso de la vida para lograr tus objetivos y disfrutar con ellos.

No conviertas nunca una meta en un enfrentamiento. Actúa en colaboración con los recursos de los que dispones, el camino que recorres e incluso los fracasos que cometes. Se trata de disfrutar también del proceso, celebrar cada pequeño logro y agradecer todas las oportunidades que se te pongan por delante -incluso aquellas que has conseguido tú mismo-. Puede sonar un poco cursi, pero una actitud humilde permite disfrutar de las cosas con otra perspectiva.

A la hora de la verdad, casi todo es cuestión de actitud, ya lo he comentado en la regla 2 (lo ha comentado Ed Stafford, mejor dicho). Si lo pensamos detenidamente, la última regla puede condensar todo lo que reflejan las demás reglas: planificar, mejorar, adaptarse, disfrutar, aprovechar, es cuestión de actitud. Escribir es cuestión de actitud.

Espero que esta lista adaptada pueda servir de ayuda, no solo para escribir, sino para cualquier ámbito en el que penséis que se pueda aplicar. Y sobre todo, y como todo en este blog, que nos sirva para seguir aprendiendo.

Anuncios

2 comentarios en “Las 10 reglas de Ed Stafford, para escritores

  1. Me quedo con dos cosas muy ciertas que escribiste: ” Una actitud humilde permite disfrutar las cosas con otra perspectiva.” y, “Piensa como un escritor”. Es una motivación enorme leerte, además de las dos frases anteriores, me han quedado grabado muchas cosas ciertas en diferentes entradas. Me entusiasma seguir en este camino y saber que no estoy sólo, que muchas personas como tú tienen mis inquietudes e intenciones. Saludos. Realmente un gran blog.

    1. ¡Hola! Qué bien verte de nuevo por aquí 🙂 Mi objetivo con el blog era precisamente ese, motivar a otras personas que tienen la misma meta que yo. Me alegro mucho de haberlo conseguido y de que te esté resultando útil. El camino del escritor no siempre es fácil, y es bueno apoyarnos unos a otros y recibir palabras de ánimo cuando haga falta. Tú sigue escribiendo y no te rindas 😉 ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s