Peque

Peque no controla.

No controla nada.

No controla su sonrisa, no controla sus pasos, no controla su carácter.

Por no controlar, no controla ni el volumen de su voz.

Porque la voz de Peque es un medidor de entusiasmo: a más entusiasmo, más alto se escucha.

 

Peque lo tolera todo. Con todo, quiero decir que tolera a todo el mundo.

Porque Peque tiene un exceso peligroso de empatía en la sangre.

Es una patología grave que solo tienen algunas personas en el mundo, y que hace que vayan por la vida como si nunca les hubiesen hecho daño, amando indiscriminadamente.

Y es peligroso porque cuando vas por la vida como si nunca te hubiesen hecho daño, te lo hacen, y mucho.

Y cuando eso pasa, Peque sangra hasta que los niveles de empatía se reducen.

Y entonces pregunta: “¿Cómo puede haber gente así?”

Pero pasan un par de días y los niveles de empatía en las venas se le vuelven a disparar, y ahí está otra vez, con su sonrisa descontrolada tolerando a todo el mundo.

 

Peque está como una cabra.

Es tan impulsiva que en otra época habrían pensado que está poseída.

Los exorcistas habrían probado todos los remedios conocidos sin ningún éxito, hasta enamorarse de ella, como nos pasa a todos.

Y entonces no habrían tenido otro remedio que dejarla ir.

Y asumir que hay personas que simplemente están poseídas de amor.

 

Peque es arte.

Hace arte, dice arte, y muestra arte, por fuera y por dentro.

 

Peque se ríe muy alto, llora a litros y se enfada con fuerza.

Sus emociones más extremas no cumplen años, son como las de un niño.

Así que si a Peque le pasa algo, lo que sea, ella aparece como una catástrofe natural.

Te despeina con su alegría, te derrumba con sus lágrimas y te hace temblar con su carácter.

Peque es un fenómeno de la naturaleza.

 

No es que Peque viva la vida, es que la vida vive a Peque.

Ella no se lo piensa mucho porque está demasiado ocupada sintiendo.

Eso hace que Peque se caiga mil veces, que a todo llegue tarde, que hoy te grite y mañana te abrace.

Pero cuando se levanta, cuando llega y cuando te abraza, lo hace a lo grande.

Peque todo lo hace a lo grande, como en un espectáculo.

 

Peque es un desastre para las cosas serias y una experta para las cosas importantes.

Porque Peque sabe que lo serio no siempre es lo mismo que lo importante.

Peque vive sumida en el caos y a veces no sabes ni por dónde se mueve.

Pero cuando sufres, aparece, para drenarte las heridas.

 

Peque cuida de todo el mundo, pero se le da fatal cuidar de sí misma.

Puede que sea por lo de la empatía, o puede que sea porque va arrasando con la vida.

Porque Peque vive a trompicones, esprinta, se tropieza, derrapa, salta.

Y por el camino, se hace mil heridas, pierde el equilibrio y, claro, sangra.

Pero Peque tiende a estar más pendiente de tu sangre que de la suya.

Y parece que cuidando de ti, siente que se cuida a sí misma.

 

Peque es joven por fuera, pero por dentro no se sabe. Es una niña muy vieja o una vieja muy niña.

Porque la mente de Peque, a veces, parece recién llegada al mundo, con su inocencia y su fascinación, con su entusiasmo y su humor absurdo.

Y otras veces parece que tiene mil años, que la ha machacado la experiencia, que la han cosido a cicatrices.

Pero a Peque le da igual, porque la vida la vive a ella.

 

A Peque la llamo Peque porque es pequeñita (de tamaño), y porque cuando sonríe mucho, sus ojos parecen los de una niña hiperactiva.

Pero en realidad, Peque no es pequeña. Peque es grande, enorme, tanto que a veces da miedo.

Pero si Peque te quiere –que cuando quiere, quiere muchísimo– toda esa grandeza solo la usa para protegerte.

Porque Peque es gigantesca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s