Leer como un escritor

book

Cuando empecé a leer y durante muchos años después, leía exclusivamente por diversión. No me paraba a pensar en cómo estaba escrita una novela ni qué era lo que la hacía ser mejor o peor. Simplemente, la disfrutaba. Sin embargo, cuando me aficioné a la escritura -y sobre todo, cuando empecé a dedicarle tiempo casi a diario-, no pude evitar comenzar a percibir lo que leía con una perspectiva diferente. Así fue como, poco a poco, pasé de leer como una lectora a leer como una escritora. 

Al hablar de “leer como un escritor”, me refiero a leer desde el análisis y el ojo crítico. No es que de repente dejes de disfrutar de tus lecturas, sino que las disfrutas a otro nivel. Te preguntas qué es lo que te hace disfrutarlas e intentas extraer una enseñanza de cada nuevo título.

Basándome en lo que he aprendido desde que empecé a leer con esa perspectiva y en lo que me han enseñado algunas personas que entienden de esto bastante más que yo, quiero aprovechar esta entrada para darte algunos consejos que te permitan, también, leer como un escritor:

Identifica las Decisiones Básicas del autor

Es decir, el género de la historia, el tipo de narrador, el tiempo, el entorno, el estilo, etc.

Trata de deducir por qué el autor ha elegido esas opciones en vez de otras, y pregúntate qué habría sido distinto si alguna de estas decisiones se hubiese tomado de forma diferente. ¿En qué cambiaría la novela si estuviese contada en tercera persona en vez de en primera? ¿Sería igual si la narración fuese en presente?

Piensa, también, en qué valor añadido aportan estas decisiones a la historia; o si, por el contrario, crees que habría ganado en calidad de haber usado alguno de estos recursos de manera diferente.

[Si quieres saber más sobre las Decisiones Básicas en la escritura, puedes echarle un vistazo a la primera parte de la Guía Para Construir Una Historia]

Analiza la estructura

Cuando hayas acabado el libro, piensa detenidamente en la estructura del mismo. Intenta identificar los capítulos de tensión y los capítulos de calma, y localiza momentos clave como el incidente desencadenante, o las situaciones que marcan el paso de introducción a nudo y de nudo a desenlace. Fíjate en el recorrido que hace la historia, y en el efecto que tiene ese recorrido sobre el lector.

¿Cuándo aparece el primer conflicto? ¿Cuáles son sus consecuencias? ¿Cómo cambia el ritmo en la historia? ¿Cuáles son los momentos más intensos de la trama, y por qué? ¿Dirías que es una estructura clásica, o que rompe con lo habitual? ¿Con qué otra historia que conozcas compararías esta estructura?

Conoce a los personajes

Coge cada personaje por separado (al menos, los personajes principales) y fíjate en todo lo que ha hecho desde que empezó la novela hasta el final. Contempla su evolución y analiza también qué has sentido tú, como lector, en cada momento.

¿Sientes por el personaje lo mismo que sentías al principio? ¿En qué situaciones has empatizado más con él? ¿Cómo definirías al personaje en pocas palabras, ahora que conoces toda su historia? ¿Qué sensación te trasmite? ¿Crees que su evolución ha sido realista? ¿Hay algo que hace especial al personaje?

Encuentra el verdadero significado de la historia

¿Qué intenta contarnos el autor con esta novela?

Sí, parece que esta pregunta es muy fácil de responder y que bastaría con leer la contraportada del libro para saberlo. Pero vamos a ir un poco más allá. Un libro de fantasía puede ser también un libro político, una novela de amor puede encerrar una crítica voraz y una historia de miedo puede incluir un hermoso mensaje. Así que vamos a olvidarnos del argumento, del género, de lo que pasa y lo que deja de pasar. Vamos a leer entre líneas.

¿Qué intenta contarnos de verdad el autor con esta novela?

¿Cuál es el mensaje que quiere hacerte llegar? ¿Es una historia emocional, sobre la psicología del ser humano? ¿Es un libro reivindicativo o concienciador? ¿Es una crítica? ¿Es un mensaje de esperanza? ¿Es una enseñanza?

Corrige

Como decía en Por qué leer mucho te convertirá en mejor escritor, a mí me llevó años empezar a leer con cierto ojo crítico. En mi opinión, esta es la parte más difícil de leer como un escritor, sobre todo si lo que has leído te ha gustado mucho: coger la novela, y preguntarte “¿Qué cambiaría?”

Lo sé, cuando un libro te ha encantado, la respuesta automática a esa pregunta siempre es NADA. Es perfecto, es maravilloso, es único, es una obra maestra. Lo entiendo, yo también he sentido eso con muchos libros. Pero te prometo que incluso en los mejores libros hay algo, aunque sea un detalle insignificante, que se podría mejorar.

Puede ser un capítulo flojo, un comportamiento de un personaje que no pega con su trasfondo, una frase desafortunada o algún detalle del final. De hecho, puede ser algo que objetivamente no tenga nada de malo, pero que a ti te habría gustado más de manera distinta. Nadie ha dicho que tengas que tener un ojo crítico infalible. Puedes permitirte ser subjetivo. Lo importante es que aprendas a localizar los aspectos mejorables de una novela, incluso cuando esta te gusta mucho, porque de esa manera, te costará menos corregirte a ti mismo a la hora de escribir.

Disfruta

Como último consejo, te recomendaría que todo esto lo hicieras cuando hayas acabado de leer.

No te rompas la cabeza analizando cada detalle según vas leyendo, porque eso podría estropearte la experiencia de lectura. La prioridad a la hora de leer es, ante todo, que disfrutes. Y una vez hayas acabado, puedes permitirte ser un poco más analítico y fijarte en aquellos aspectos que en principio se te pasaron por alto.

También puede pasar que, sin proponértelo, percibas algunos detalles entre líneas o te dé por analizar uno u otro capítulo. Eso es bueno, siempre que te salga solo. Pero en principio, no fuerces. Ya te obligarás a ser crítico cuando hayas acabado la lectura. Hasta entonces, simplemente, disfrútala.

Anuncios

3 comentarios en “Leer como un escritor

  1. Me ha encantado!!! Me he sentido bastante identificada, la verdad. Es cierto que cambia bastante la perspectiva cuando comienzas a escribir; es como cuando te enseñan arte y de pronto ves los cuadros como si fuesen obras nuevas por completo. Saludos!!

  2. Pingback: 5 métodos para aprovechar nuestras lecturas - DE LETRAS NO SÉ NADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s