Qué puedes hacer en vacaciones cuando eres escritor

beach

La escritura es un trabajo a tiempo completo, y nuestro concepto de vacaciones es bastante subjetivo. Porque se puede escribir en la playa, en Navidad y un domingo por la noche, y seguirán siendo horas de trabajo. Sin embargo, escritores o no, nos merecemos nuestro tiempo de descanso.

Quizá estás pensando que tú escribes porque te apetece, que quién soy yo para decirte a qué dedicar tu tiempo de vacaciones y que cada uno descansa como quiere. Y tienes razón. Pero si has tenido un año productivo escribiendo, te mereces un parón. A veces, seguir forzándote a escribir es lo peor que puedes hacer, porque la mente del escritor también necesita respirar y recuperarse.

No hace falta que abandones la escritura por completo y censures tus impulsos. Basta con que centres tus esfuerzos en algún proyecto alternativo, algo más ligero para descansar la mente y aún así, seguir haciendo lo que te gusta. En este post te doy algunas ideas.

Pásate las vacaciones leyendo

Cada trabajo, cada persona y cada circunstancia es un mundo, pero en general, tanto el verano como las Navidades son épocas de mínima actividad laboral. Los horarios se reducen, las tiendas cierran por vacaciones y la gente se va. Tienes más tiempo libre que de costumbre y es el momento perfecto para leer. Descansa un poco de tanto generar ideas y céntrate en recibirlas, en aprender de lo que otros ya han escrito. Haz una lista de esos libros que no has tenido tiempo de leer en todo el año, o elige un género que te apetezca y cómprate unos cuantos títulos del mismo. No es tiempo de escritura perdido, es tiempo de escritura invertido.

Revisa y corrige tus textos del año

Las vacaciones son tiempo de regodeo. Regodearte en que no tienes nada que hacer, regodearte en que acabas de cobrar la paga extra, regodearte en que han abierto la piscina de tu barrio y piensas tumbarte como un lagarto al sol durante horas. Y, ¿por qué no?, regodearte en lo que has escrito. Siéntete orgulloso del trabajo realizado y date el lujo de no escribir más durante un par de meses. Y si no quieres sentirte improductivo, revisa lo que has escrito durante el año y aprovecha que tienes la mente despejada para corregir y perfeccionar. Eh, y para regodearte.

Dedícate a algún proyecto de escritura loco

Si no he conseguido convencerte de que dejes de escribir y tienes pensado abrazar el teclado del ordenador durante todas las vacaciones, al menos, no escribas lo que escribes siempre. No sigas con esa novela que habías empezado hace meses ni escribas más relatos de fantasía como has hecho el resto del año. Haz algo distinto, y a poder ser, muy loco. Algo que siempre hayas pensado hacer pero que no presentarías a una editorial ni borracho. Algo que te permita dejar de pensar y planificar, que solo implique dejarte llevar. Deja que tu mente juegue, que para eso estás de vacaciones.

No hagas nada

Oye, que si en lo que va de año has estado escribiendo a tope, has leído mucho y crees que te has ganado un descanso por todo lo alto, no te prives. Los escritores también merecemos tiempo de improductividad absoluta. Permítete ser una patata de sofá o un lagarto de piscina. Pásate los días escuchando las olas del mar en la playa o devorando helado en tu casa mientras Netflix reproduce capítulos y capítulos de tu serie favorita. Te lo has ganado. Ya volverás a escribir y a leer a tope en septiembre 😉

¡Y por supuesto, disfruta!

Anuncios

2 comentarios en “Qué puedes hacer en vacaciones cuando eres escritor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s